El Top Five de la música para ellas y ellos

Escrito por dds. Archivado en Amor, Citas, Parejas

Ya se sabe que la música amansa a las fieras, o al menos es lo que dice el dicho popular. Lo que no dice ningún refranero es que tu fiesta puede triunfar o no, según tu criterio musical. Es importantísimo que no te quedes out escogiendo la música inapropiada.
Si no quieres terminar sintiéndote como en la verbena de las fiestas del pueblo de tu madre y te horroriza la idea de terminar con bailando Paquito el chocolatero, haz caso a nuestro TOP FIVE de la música para fiestas.
Ten presente que la música es la Banda Sonora de cualquier acontecimiento, es muy importante que la tengas entre tus prioridades a la hora de afrontar la organización de este festejo.
Como tenemos en cuenta todo esto, fuimos a hablar con los DJ’s de las principales salas especializadas en despedidas de solter@s y hemos elaborado para ti las siguientes listas. Estas te darán una idea de que es lo que suena en los mejores locales del país.

PARA ELLAS:

Beyoncé – Single ladies
Katy Perry – I kissed a girl
Nena Daconte – Tenía tanto que darte
Mika – Love today
Camela – Tú te has burlado de mí

PARA ELLOS:

Robbie Williams – Rock DJ
The White Stripes – Seven Nation Army
Estopa – Tu calorro
The Killers – Human
Kiko Veneno – Joselito

Estos DJ’s además de orientarnos en la elaboración de los TOP FIVE con los temas más in del momento nos han dado algunas directrices a tener en cuenta a la hora de elegir la música y hemos confeccionado para ti el siguiente decálogo:

1. Deja que sea un profesional el que se encargue de la música. (No importa que tu primo diga que se le da genial andar con los platos, si le gusta andar entre platos que friegue la cocina).
2. Explica al DJ las preferencias musicales de los asistentes.
3. Prepara un lista con aquellos temas que consideres imprescindibles y dáselos a quién corresponda con la suficiente antelación. (10 minutos no se considera antelación suficiente).
4. Tener en cuenta la edad media de los asistentes y comunicarla a quién se encargará de la ambientación musical.
5. Asegúrate bien de que cuál es la música que le gusta al homenajeado.
6. Busca un tema especial para el novi@ y pide que se lo dediquen.
7. Recuerda que es una fiesta y la música debe ser lo más divertida posible.
8. No cargues al profesional con demasiadas ideas contradictorias. Piensa bien antes de dar las directrices y que estas sean lo más claras posibles.
9. Déjate aconsejar por los profesionales.
10. Cuando el DJ tenga claro cual es el rollo que queréis en vuestra fiesta deja que sea él quien se encargue de todo.
Si tienes en cuenta este pequeño decálogo y no dejas todo para último momento, el éxito está asegurado.

Inimo que ya solo quedan pocas cosas y luego a disfrutar y bailar hasta que se te caigan los zapatos.

¿Quieres mejorar la comunicación con tu pareja antes de la boda?

Escrito por dds. Archivado en Amor, Citas, Parejas

Has decidido casarte. Es más, estás en la recta final; organizando la despedida de solteros con tus amigos. Eres consciente que cualquier pareja está amenazada por muchos peligros, más en estos momentos de nerviosismo. ¡Hay tantas cosas por hacer! La tensión se ha ido acumulando a lo largo de los últimos meses. Hay instantes en los que estáis a punto de estallar, cualquier detalle es suficiente para mosquearse. Según los expertos en comportamiento humano, los mayores riesgos en estos momentos son la costumbre, el estrés y el silencio. La comunicación tiene sus reglas, sobre todo, porque hay diferencias entre la forma en que hombres y mujeres se comunican. El respeto a estas diferencias es fundamental para evitar los malentendidos y los roces en la relación tan comunes en estos días de la recta final del noviazgo. Estas son algunas ideas para mejorar el entendimiento y el diálogo en tu pareja, incluso, en los días en que todo parece que va mal.
Buscar el momento adecuado. Ser oportuno es fundamental a la hora de conseguir una comunicación eficaz. Se puede hablar de todo, pero no en cualquier momento o de cualquier forma. Como principio básico, una conversación da mejores resultados cuando se habla con claridad y tranquilidad. Con frecuencia, en momentos en que la atmósfera está demasiado tensa, se estalla y se expresan los sentimientos de una forma incontrolada, lo que en otra situación hubiera tenido lugar en un diálogo con consecuencias positivas para el entendimiento mutuo. Piensa antes en las consecuencias de las palabras y busca el objetivo del mensaje que quieres transmitir. Después, no dejes de lado el estado de ánimo de la persona a la que se desea llegar. Recuerda: todo puede empezar por una reflexión sin importancia, expresada sin intención de herir, pero dicha precisamente es ese instante inoportuno se convierte, de pronto, en un frase asesina.
Aceptar las diferencias. Hombres y mujeres hacen frente a los problemas de forma distinta y también los expresan por caminos distintos. Mientras las mujeres se sienten mejor hablando de las dificultades y de sus temores, los hombres tienden a mostrarse más concentrados e introvertidos cuando las cosas no marchan bien. Una mujer, con frecuencia, necesita hablar abiertamente de las cosas para sentirse mejor. Un hombre, generalmente, prefiere retirarse, concentrarse y buscar una solución y sólo se sentirá bien resolviendo los problemas. Cuando la mujer está preocupada y confusa, lo que más necesita es simplemente compañía. Cuando el hombre está abrumado o disgustado, lo que quiere es estar solo.
No dar por hecho la otra persona entiende tus reacciones. Hombres y mujeres no tienen ni los mismos valores ni las mismas prioridades. Un gesto, una mirada o una reacción no tienen porque tener el mismo significado para ambos. La comprensión y el respeto a estas diferencias reducen notablemente la confusión. Una vez comprendido este principio básico de la semántica entre sexos, tal vez, empieces a apreciar por qué la receptividad y las reacciones de tu pareja son tan distintas a las que tú esperabas y por qué cuando tú le dices una cosa entiende justo la contraria.
Aprender a escuchar. Cuando un miembro de la pareja escucha sin juzgar pero con afinidad y comprensión, el otro se siente atendido y comprendido y esto es fundamental para que la relación funcione. Una actitud comprensiva, sin embargo, no significa que el oyente sepa de antemano lo que siente y piensa la otra persona. Una actitud comprensiva intenta recoger el sentido de lo que oye y se esfuerza por valorar lo que se está comunicando. En este sentido, cuanto más satisfecha se vea la necesidad de tu pareja a ser escuchado y comprendido, más fácil le será sentirse próximo y unido a ti, y viceversa. Tomaros vuestro tiempo para comprenderos y, mientras escuchas, intenta no imponer tus propias ideas y valores. Esto incluye a arriesgarse a oír algunas veces verdades desagradables.
No dar consejos e instrucciones no solicitados. El hombre suele tener la tendencia a mostrarse que puede valerse por sí mismo, sin la ayuda de nadie. Y una de las cosas que más les molesta es que les intenten cambiar y mejorar. No les gusta que sus parejas les digan cómo deben hacer las cosas porque lo interpretan como falta de admiración y valoración. En este sentido, lo mejor es cada uno haga sentir al otro que le valora y le apoya.
Controlar las quejas y los reproches. Hay mucho que organizar incluida la boda y debéis confiar uno en el otro para que ninguno os sintáis rechazado. Dicen los expertos, que la principal motivación del hombre es sentirse necesario y toda queja o reproche femenino le desanima, le hace sentirse infravalorado, lo interpreta como un ataque y suele reaccionar defendiéndose. También se suele sentir especialmente frustrado si una mujer le habla de problemas acerca de los cuales él no puede hacer nada por resolverlos. Al contrario, no hay mejor camino para llegar al corazón masculino que hacer que el hombre se sienta aceptado y valorado. Si lo que esperas es que comunique más contigo, que te exprese sus deseos y temores, el mejor comino para conseguirlo es no presionarle para que cambie. Olvídate de los sermones y acéptalo como es.
Ante las calamidades, recobrar el deseo de gustar, seducir y atraer. No consiste en estar todo el día piropeándose mutuamente pero no está nada mal repetir, de vez en cuanto, las cosas buenas y positivas que ambos tenéis y por las que habéis decidido dar el paso de compartir un proyecto de vida común.

Tener especial cuidado con las críticas en medio de una discusión. Estos días las riñas pueden ser muy frecuentes, pero evitar que se acumulen los rencores. Puedes convertirse en eficaces válvulas de seguridad para lo que hay que establecer ciertas reglas, un límite hasta el que no se puede llegar. La escalada verbal puede ser fatal si ataca los fundamentos de la pareja. Hay que saber hasta dónde se puede llegar sin provocar una catástrofe. Hay frases que se dicen en un momento de rabia que quedan grabadas en la mente del otro para siempre. No olvides que hace falta dos para discutir pero solo uno para poner fin a una discusión.
No volver constantemente sobre el mismo tema. Debéis intentar comunicaros de una manera que se satisfaga las necesidades emocionales de los dos y negociar los mutuos desacuerdos. Cuando creas que va a negarse a una petición tuya, prepárate para el no y ten preparada una respuesta como no hay problema o de acuerdo.
Fomentar el sentido de humor. Y en especial estos días de tantos líos y nervios. La mala comunicación, los malentendidos, las discusiones en, general, las palabras que deberían mantener unidas a la pareja en un pacto de apoyo y comprensión mutuos, pueden convertirse en una gran amenazar para la relación, a menos que te lo tomes con el mejor talante. Conviene restarle dramatismo a los problemas y afrontar la situación de una forma tolerante, divertida y optimista.

1. Hacer demasiadas preguntas cuando el otro está disgustado.
2. Empeñarse en que la otra persona hable cuando no quiere.
3. Ofrecer consejos que no se han solicitado.
4. Dejar de ser uno mismo y aceptarlo todo por evitar una discusión.
5. Acumular rencores.
6. Hacer una escena delante de terceros, sobre todo si es de la familia o del círculo de amistades.
7. Intentar tener una conversación seria y eficaz delante del televisor y con su programa favorito.
8. Reprochar constantemente.
9. No ser honestos: engañarnos a nosotros mismos y mentir a los demás.
10. Llamar constantemente al trabajo para preguntar cualquier pequeñez.
11. Hablar mal de su familia y de los ex.

Manuales de referencia sobre sexualidad. Aprende y practica

Escrito por dds. Archivado en Amor, Parejas

El sexo vintage es de lo más in. Es más: lo clásico que funciona, nunca pasa de moda. Por ejemplo, hay una serie de libros que los expertos consideran fundamentales en la contribución del conocimiento de la sexualidad y décadas después de su primera edición siguen de plana vigencia. I‰stos son los manuales de referencia de los que puedes sacar mucha información e ideas para relaciones esporádicas o de larga duración. Pero, sin duda, algo aprenderás.
-El comportamiento sexual de la mujer, de Alfred C. Kinsey, zoólogo, médico y profesor de la Universidad de Indiana, quien fue el primer científico en analizar sexualidad femenina alá por 1953. Tardó más de 15 años en preparar este informe y realizó 5.940 entrevistas. Comenzaba sobre cuestiones típicas sobre la familia y la educación y gradualmente, las preguntas eran más íntimas. A las mujeres les preguntó sobre sus orgasmos, sus zonas erógenas, sus compañeros sexuales, las posturas utilizadas, etc. Algo impensable en aquellos días. Ahora, muchas cosas te parecerán obvias, pero entonces fue una investigación rompedora.
-La sexualidad humana, de William H. Masters y Virginia E. Johnson. El libro ya tiene 42 años pero sus autores han sido durante décadas referencias obligadas. Son tres volúmenes, bastante tochos, donde se aborda el tema desde su dimensión biológica, hasta las terapias o las consideraciones sociales de la sexualidad. Juntos establecieron un programa de terapia sexual en San Luis (EE.UU.) que se convirtió en un modelo para otras clínicas y terapeutas. La pareja estuvo casada de 1971 a 1993.
-Manual ilustrado de terapia sexual, de Helen S. Kaplan. Se publicó hace casi 30 años dirigido a profesionales, pero se ha convertido en un clásico en la autoayuda para personas con problemas sexuales ya que cuenta con numerosos ejercicios prácticos sobre numerosas disfunciones: frigidez, vaginismo, impotencia, eyaculación retardada y precoz, etc.
-El goce de amar, de Alex Comfort. Un librito fácil de leer que ofrece una visión placentera y grata de la sexualidad. Está lleno de ideas, condimentos, ilustraciones y recursos para el placer sexual.
-El informe Hite, de Shere Hite. Sin duda una de las especialistas más conocidas y populares. Ella comenzó como chica play-boy ahora es de las clásicas más famosas porque no ha parado de publicar cosas sobre la sexualidad. Realmente se trata de una monumental triología: sobre la sexualidad femenina, sobre la sexualidad masculina y Mujeres y amor, repletos de análisis y testimonos seleccionados al azar sobre la vida más intima en Estados Unidos.
-Tú no me entiendes, de Deborah Tanner. Fácil de leer, simpático y con numerosos ejemplos para confirmar que hombre y mujeres estamos llevados a no entendernos porque utilizamos códigos distintos.
-El nuevo desorden amoroso, escrito por P. Bruckner y A. Finkielkraut. Es una reflexión muy intelectual y progresista para entender los cambios que ha traído la revolución sexual. Todo un hito post-revolucionario, que mantiene cierta actualidad en el siglo XXI.
-Los secretos del orgasmo femenino, de Lonnie Barbach. Ejercicios y técnicas de autoayuda para que la mujer investigue sobre su propia sexualidad. Aunque desde que se publicó, las estanterías de las tiendas de libros están repletos de obras similares.
-El Tao del amor y del sexo, de Jolan Chang. El sexo tántrico y taoita – métodos orientales con miles de años de vigencia – comenzaron a ponerse de moda en España hace un par de décadas, pero en la actualidad vive un enorme boom. Este libro fue uno de los primeros publicados en castellano. Se centra en una forma diferente de trabajar la mente y el cuerpo, bajo el enfoque taoísta de la sabiduría de la antiguas técnicas chinas. Objetivo: alcanzar un mayor goce.
En una próxima entrega te contaremos lo último en el panorama literario-sexual, uno de los géneros con más bibliografía editada. Mientras, puedes ir buscando en el portal de Amazon.

Lo súper chic en el sexo

Escrito por dds. Archivado en Amor, Parejas

¿Quién ha dicho que en el sexo está todo inventado, que no hay nada nuevo? Te descubrimos las novedades para que sexy, pasión y orgasmo no sean palabras que siempre suenen a lo mismo.
EL ORGASMO ESTI PASADO DE MODA. Según la Organización Mundial de la Salud, más de un millón de actos sexuales tiene lugar cada día. Sin embargo, la mayoría de las personas logra apenas doce minutos al año de placer orgásmico; algunos no lo experimentan nunca. Los expertos aseguran que en la actualidad vivimos una sobrevaloración del clímax, lo cual es fuente frecuente fracasos en la relación, como si fuéramos todos atletas sexual dispuestos a batir nuestras propias marcas. Una buena forma de combatirlo es mediante el petting anglicismo que viene a significar practicar el sexo sin penetración. Es la estimulación con caricias, besos, abrazos y masturbaciones mutuas que nos lleva al conocimiento propio y al de nuestra pareja. El secreto está en saber cómo cultivar la capacidad para conseguir mayor placer en la cama para ti y para tu pareja a vuestro propio ritmo y con vuestras propias pócimas eróticas y en ofrecer la suficiente variedad para que la experiencia sexual progrese y no caiga en la rutina.
LA DESTREZA SEXUAL MIS ‘IN’. Las habilidades sexuales -manual y bucales- empleada con cálculo, imaginación y refinamiento con el objetivo de pasarlo en grande en la cama, están muy cotizadas y no solo en los chicos. Se lleva practicar nuevas posturas y técnicas como el penis captiva (apresamiento con fuerza del pene por los músculos vaginales) o el stuffing (utilización de objetos varios para conseguir placer, ya sean comprados en un sex shop, a objetos que proceden de la cocina como zanahorias, plátanos pepinos…). Y no hay mejor forma de aprender que con práctica y deseo. Si precisas de alguna idea puedes acudir a un clásico entre los libros de autoayuda en el sexo: El goce de amar, de Alex Comfort. Recuerda: la buena práctica sexual exige el cumplimiento de dos reglas de oro: no hagas nada que no te de verdadero placer y descubre las necesidades y deseos de tu pareja y no las frustres por poco que puedas satisfacerlas.
NO A LAS ETIQUETAS. A finales del siglo pasado se hablaba de los metrosexuales -el inglés Mark Simpson inventó del término en 1994-, en la actualidad se habla de pomosexual -neologismo que se aplica a las personas que rechazan ser etiquetados con respecto a su orientación sexual-. Y es que los nuevos varones, dicen los expertos, están en contacto con su parte femenina y no tienen miedo en exteriorizarlo.
TECNICAS SEXUALES DE ORIENTE TRIUNFAN EN OCCIDENTE. La gran variedad de artes amatorias orientales – tao y tantra- tiene muchos siglos de existencia pero sólo llevan un par de décadas adaptadas al tipo de de vida occidental. Según taoísmo el sexo es como una ceremonia que ayuda a mejorar la calidad y cantidad de los orgasmos. No existe la represión o la culpa. El sexo no sólo es satisfactorio, sino muy saludable tanto física como psíquicamente y está relacionado con la belleza y la longevidad todo gracias, entre otras cosas, a la regulación de la eyaculación basada en el aprendizaje de técnicas que permiten al hombre alargar el mayor tiempo posible el coito. El esperma es el bien más precioso del hombre, es la fuente de su salud física y de su energía vital. Así, la sexualidad taoísta y tántrica se basan en la manifestación de sentidos: tocar, oír, oler y saborear a la pareja.
SEX TOYS y DEMIS FETICHES QUE DERROCHAN SENSUALIDAD. Ya no sólo unos zapatos de tacón interminables están unidos al fetichismo masculino más tradicional. La lencería, consoladores, ligueros, cuero, y toda una serie de nuevos juguetes sexuales están de plena actualidad. La lista puede ser interminable porque a cada cual le despierta el morbo sus propias fantasías. Si quieres tener una idea busca en internet y encontrarás links de diferente gusto e intensidad.
LIGAR EN LA WEB. Internet ofrece una nueva forma de ligar, más rápida, anónima y directa. Se puede conocer a mucha gente muy parecida a ti o, por el contrario, muy diferente. Por eso es el medio perfecto para tímidos, super-ocupadas o, simplemente, para los que quieren pasar un buen rato y divertirse sin salir de casa. Un lugar para dar rienda suelta a tus emociones, deseos y fantasías sin que nadie te conozca o te prejuzgue.

Estas son algunas webs especializada en relaciones personales.
ochatdeamor.com
owww.match.com
otu-media-naranja.com
ocontactosligar.com
omeetic.com

LA GLOBALIZACION SEXUAL. Lo dicen los expertos en sexología: el deseo se acomoda a los cauces que los dinamismos sociales le procuran. Cada época y cada cultura le proporciona unos carriles, unos caminos y obstaculiza otros; propulsa unos intereses; ofrece unos objetos de seducción y fascina con propuestas diferentes. En la actualidad, la globalización permite tener amplitud de miras y un menú sexual variado: degusta diferentes especialidades.

EL CORTEJO RIPIDO. Más conocido por Speed dating. Un sistema de emparejamiento en el que los participantes tienen de tres a siete minutos para tener minicharlas con cada candidato/a y van rotando. Si dos se llevan bien, intercambian los teléfonos y siguen en contacto. Cada tienen mayor éxito y se suelen organizar por medio de webs de contactos hacen de mediadores o celestinos electrónicos. El secreto está en considerarlo como un método dirigido a pasar un rato de diversión y ocio diferente, con el aliciente de poder encontrar a tu media naranja.

Hechizos de amor: los mecanismos de la atracción

Escrito por dds. Archivado en Amor, Parejas

A lo largo de la historia, los seres humanos han tratado de entender y controlar los misterios del amor. Cada sociedad difiere en el entendimiento de su naturaleza y, por eso, las culturas de diferentes periodos históricos han definido el amor de distinta forma. En nuestros días, las pociones mágicas, hechizos y conjuros han evolucionado hacia las novelas rosa, las películas románticas, las empresas especializadas en la búsqueda de parejas, los chat eróticos o las miles de páginas webs dedicadas al tema en un intento de proporcionar pistas para tener éxito en cualquier conquista amorosa que nos propongamos.
Lo cierto es que no están tan claros los mecanismos que actúan para que una persona en particular se enamore de otra. Hay teorías para todos los gustos. Estas son las más extendidas:
Psicoanalistas. Los seguidores de Freud, básicamente, afirman que los hombres se enamoran de mujeres que les recuerdan a sus madres y las mujeres se enamoran de hombres similares a sus padres. En este sentido, cuando una persona se enamora, él o ella, se está reencontrando con su primer objeto de amor. Así, las experiencias romántico-sexuales de hombre y mujeres están muy vinculadas a las primeras viviencias infantiles. Esta atracción, dicen, actúa de forma inconsciente.
Teoría de la similitud. Defiende que la atracción romántica se basa en la afinidad y la semejanza pero, ya no con nuestros padres, sino con la imagen que tenemos de nosotros mismos y que proyectamos al exterior. Así, nos atraen las personas con similares orígenes familiares, rasgos de personalidad, apariencia física, formas de pensar, objetivos e intereses y actividades de ocio. Afirman que cuánto más se parecen las personas en términos de personalidad, temperamento y gustos, más cómodas se sienten, disfrutan más de su compañía mutua, tienen mayor compatibilidad y más posibilidades de seguir juntas con el paso del tiempo. Así, la gente que se parece a nosotros – incluso, físicamente- se nos hace familiar y lo familiar es más confortable y agradable que lo extraño. Es más: es muy probable que esa persona con la que vivir en armonía y compartir larga felicidad, se encuentre en nuestro entorno más cercano.
Lo opuesto atrae. Esta teoría sostiene que las diferencias pueden ser más estimulantes que las semejanzas y que la mayoría de las personas, al inicio de una relación, prefieren luchar, encontrar dificultades y trazar estrategias que la faciliten su triunfo final. Aseguran que las personas que se complementan se sienten atraídas. Sin embargo, que la relación dure supone un determinado nivel de entendimiento ideológico y funcional. De esta forma, el éxito a largo plazo, puede estar en elegir compañeros que, en general, sean semejantes a nosotros y, a la vez, con los que nos podamos complementar en una determinada, significativa y opuesta dimensión de nuestra personalidad, un compañero/a que se complemente con nosotros de una forma estimulante y gratificante.
Disponibilidad y deseo. La teoría amorosa de la psicóloga israelí Ayala Malach Pines se basa en que hay tres factores o requisitos para enamorarse: que exista el bagaje socioculatural que cree la expectativa de enamorarse; que se produzca un estado emocional que permita calificar una relación como amor romántico y, por último, encontrar a la persona adecuada, el candidato apropiado en términos de apariencia física, personalidad y valores. Para esta experta las situaciones y estados emocionales que aumentan las posibilidades de enamorarse son la alteración emocional (por ejemplo, si se ha sufrido la pérdida dolorosa, un éxito inesperado o una experiencia excitante, como un viaje exótico); la proximidad física que hace posible una exposición reiterada; los momentos de alerta física y agitación ya que, inconscientemente, se puede llegar a confundir nerviosismo y agitación con la excitación y enamoramiento y las situaciones en las que se comparte actividades que realmente te gustan porque se está en buena disposición anímica y, por tanto, estamos más propensos a abrirnos al amor.
Los obstáculos como motivadores. Esta teoría asegura que tendemos a amar más a las personas que nos ponen las cosas más difíciles o que nos hacen sufrir más porque se las valoran más. Así la atracción y la resolución pasional están gobernadas por los devaneos y las tempestades. Y es que el erotismo florece con lo impredecible, lo inesperado, lo misterioso, lo sorprendente.
El cerebro erótico. Esta teoría defiende que la atracción está basada en un buen puñado de sustancias neurorreguladoras, de conexiones funcionales entre zonas cerebrales concretas y las neuronas receptoras de los órganos de los sentidos. Todo ello regulado por el hipotálamo , una especie de sala de máquinas que controla las funciones instintivas. Esta zona trascendal para la atracción y el enamoramiento lo forman un par de aceituna situadas a ambos lados de la línea media encefálica, en el mismo centro de la base del cerebro.