Fiestón en la gran pantalla

Escrito por dds. Archivado en Espectaculos, Fiestas

No hay duda que las despedidas de solteros y solteras, están más ‘in’ que nunca. Hollywood ha sido siempre un barómetro de las tendencias, sabe qué nos gusta, qué nos mueve y hacia donde vamos, no por nada, sino porque hay que llenar las salas de espectadores y eso se logra con un buen estudio de mercado, cosa que desde luego la industria del cine sabe hacer. Las películas también nos han acercado a costumbres tan ajenas como Halloween y San Valentín, entre muchas otras, y nos las hemos apropiado sin pensárnoslo dos veces, ya se sabe que la fiesta siempre continúa, y si nos aportan ideas ¿qué importa de dónde vienen?
Lo cierto es que en el tema de las despedidas de solteros hay de todo, películas salvajes como por ejemplo, la comedia negra de un grupo de amigos que se va a Las Vegas de juerga y las cosas se tuercen bastante cuando uno de ellos accidentalmente se carga a la streaper… no vayan a creer que aunque casi todos los amigos del novio mueren en extrañas circunstancias, esto interrumpe la boda, Cameron Diaz, la novia, se encarga de que no sea así, esto ocurre en Very Bad Things. Y mucho antes de eso un jovencísimo Tom Hanks que aún no había conocido a Meg Ryan ni había ganado dos Oscar, hizo mucho ruido con Despedida de soltero, una comedia adolescente donde un grupo de amigos casi sin proponérselo se encuentran en la fiesta más bestial, incluido el famoso asno que termina puesto hasta arriba de drogas y alcohol. Pero la cosa no termina aquí, en Mamma Mia! la despedida, en este caso de la novia, es lo que desencadena la historia de toda la película que transcurre, ¿cómo no?, en una paradisíaca isla griega; y aún por estrenarse y arrasando en la taquilla americana, Resacón en Las Vegas, cuenta la historia de tres amigos que van a pasarse el fiestón de su vida para celebrar la despedida de soltero de uno de ellos, los problemas comienzan cuando a la mañana siguiente ninguno de ellos recuerda lo que ha ocurrido y el novio a desaparecido. Así que ya sabéis si queréis poneros a tono, aquí tenéis una lista de películas imprescindibles para que os abra el ‘apetito’ y disfrutéis de una fiesta inolvidable.

-Resacón en Las Vegas (2009). Director: Todd Phillps. Reparto: Heather Graham, Bradley Cooper, Ed Helms.
-Guerra de novias (2009). Director: Gary Winick. Reparto: Kate Hudson, Candice Bergen, Bryan Greenberg, Anne Hathaway.
-Mamma Mia! (2008). Directora: Phyllida Lloyd. Reparto: Meryl Streep, Pierce Brosnan, Colin Firth, Stellan Skarsgard, Julie Walters.
-Los amigos del novio (2006). Director: Edward Burns. Reparto: Edward Burns, John Leguizamo, Brittany Murphy.
-Very Bad Things (1998). Director: Peter Berg. Reparto: Christian Slater, Cameron Diaz, Jon Favreau.
-Despedida de soltero (1984). Director: Neal Israel. Reparto: Tom Hanks, Tawny Kitaen, Adrian Zmed, Robert Prescott.

10 ideas para hacer tu vida con el otro sexo más fácil

Escrito por dds. Archivado en Amor

¿Tienes ganas de mejorar las cosas y no sabes cómo? ¿Tus relaciones con el otro sexo tienen obstáculos que no te dejan conciliar el sueño? Los expertos en relaciones humanas aseguran que nos complicamos la vida en exceso, que todo puede ser más fácil. Consiste, dicen, en comenzar con pasos pequeños, pero seguros, para conseguir grandes transformaciones. Estas son algunos consejos que te ayudarán a simplificar y mejorar tus relaciones afectivas y sentirte mejor ante los desasosiegos sentimentales.
Optimismo relajado. En algún lugar existe la media naranjacapaz de hacerte feliz; la parejas que te mereces porque eres estupendo/a y simpático/a. No te obsesiones ni te quedes en casa, sal con el único objetivo de divertirte. La alegría y el amor a la vida es un imán que atrae.
Hombres y mujeres usan idiomas distintos. Sin embargo, los hombres esperan que las mujeres reaccionen y se comuniquen tal y como harían ellos. Y las mujeres también cometen el error de esperar que su compañero sienta, se comunique y responda como lo hacen ellas. Tal vez comprendido este principio básico de la semántica entre sexos, te des cuenta porqué la receptividad y las reacciones de tu pareja son tan distintas a las que tu esperabas y porqué cuando tú le dices una cosa entiende justo la contraria. Intenta ser claro/a para que realmente comprenda lo que a ti te interesa.
Confía en ti. Pedirte que cambies, de un día para otro, tu personalidad y te conviertas en una persona segura en ti misma, es poco realista. Sin embargo, puedes ir poco a poco haciéndote valer. ¿El primer paso? Hazte oír para que tu silencio no se interprete como que estás de acuerdo. El segundo avance consiste en no exigirte a ti mismo/a tanto. Lo siguiente es bajar a tu pareja del pedestal y, por último, hacer valer tus propios méritos.
Evita los celos y demás malos rollos. Existen numerosas teorías a favor y en contra de los celos. El problema está en establecer el grado de lo razonable y tolerable ya que, al tratarse de un criterio subjetivo, dependerá de cada persona. El riesgo aparece cuando este comportamiento provoca sufrimiento, humillación y sometimiento a alguno de los miembros o cuando se convierte en una obsesión. Si no puedes controlarte y montas la escenita por todo, ha llegado el momento de ir a la consulta de un especialista que pueda ayudarte a controlar la angustia, la desconfianza y la sospecha en que se basan los celos.

Desdramatiza la situación. Hombre y mujeres nos enfrentamos a los problemas de forma distinta. Mientras las mujeres se sienten mejor hablando de las dificultades, expresando su malestar, los hombres tienden a mostrarse más introvertidos cuando las cosas no marchan bien. Ellos prefieren retirarse, concentrarse y buscar una solución, ya que generalmente sólo se sienten bien resolviendo los problemas. Cuando el hombre está abrumado o disgustado, lo que quiere es estar solo. Mientras, cuando la mujer está preocupada y confusa, lo que más necesita es simplemente compañía. El sentido de humor es un buen antídoto para acercar ambas posiciones.
Mendigar amor es un mal camino. Comienza por comportarte como una persona irresistible y que no tiene rival. Conviértete en un ser deseable, atractivo y que emite felicidad; las cosas te irán mejor.

¡Fuera las quejas y los reproches! Los hombres no suelen ser muy conscientes de en qué medida pueden ser distantes cuando están preocupados, ni de en qué medida la mujer puede sentirse desatendida e incomprendida por su alejamiento. Se sienten responsables y especialmente frustrados si una mujer le habla de problemas acerca de los cuales ellos no pueden hacer nada por resolverlos. Así cuantos más problemas comenta ella, más culpable se siente él.

Más tolerancia. A los hombres les gusta mostrarse que pueden valerse por sí mismos y odian que les digan cómo deben hacer las cosas porque lo interpretan como falta de admiración y valoración. Los expertos hablan de que para conquistar a un varón nada mejor que hazle sentir que le apoyas. A las mujeres también les gusta que les alaben su vanidad, aunque no son tan reacias a los que intentan cambiarlas. Eso sí: imprescindible han de sentirse escuchadas.
Evita que se acumulen los rencores. Discutir no está mal. Sin embargo, hay que establecer ciertas reglas, un límite hasta el que no se puede llegar. Hay frases que se dicen en un momento de rabia que quedan grabadas en la mente del otro para siempre. Evita siempre la falta de respeto, atacar los fundamentos de la pareja y de expresiones humillantes. No olvides que hace falta dos para discutir pero solo uno para poner fin a una discusión.
El sexo requiere tiempo y energía. Seduce, planifica un entorno romántico, prepara la delectación anticipada de todas las variedades golosas en el sexo… Olvida las facturas, los problemas, los madrugones, las prisas y tómate tu tiempo para disfrutar del sexo. Merece la pena.